SSP apoya la expresión con la Unidad Graffiti

La Unidad Antigraffiti se fundó en agosto de 2003 con el objetivo de llevar a los graffiteros ante un juez cívico. Tres años después su objetivo cambió para acercar a los jóvenes a hacer pintas legales.

Después de cambiar su nombre y objetivo, la Unidad Graffiti se ha dedicado a apoyar el desarrollo de expresiones culturales y artísticas para evitar las prácticas del graffiti urbano del tipo ilegal.

Entre sus funciones se encuentra:

  • Recuperar espacios públicos y privados afectados por graffiti.
  • Sensibilizar a jóvenes y padres de familia en escuelas.
  • Realización de recorridos para evitar afectación por graffiti.
  • Aplicación y respeto de la Ley de Cultura Cívica.

También realizan Ferias de Seguridad y dan conferencias en escuelas. Y como parte de su iniciativa para transformar el graffiti en algo itinerante, brindan espacios para la práctica legal.

La SSP reporta que el graffiti ilegal se practica inicialmente entre los 11 y 17 años, partiendo generalmente desde su escuela en horarios nocturnos. Se busca alejarlos de acciones delictivas y brindarles un ambiente artístico en el que puedan dar a conocer su talento.

Comentarios de Facebook