Liberan a sacerdote que abusó sexualmente de niña

El juez penal Christian Porras Bernal, del Sistema Acusatorio Adscrito a la Unidad de Gestión, consideró que el cura Saúl Tapia no presentaba riesgo de escapar de la justicia, por lo que le permitió salir del Reclusorio Oriente, a donde había sido enviado por el Ministerio Público de la Procuraduría capitalina, y llevar el proceso del juicio en libertad, esto a pesar de existir las pruebas suficientes que indican que es culpable.

El abuso de la niña de 10 años sucedió cuando la madre de la víctima la dejó en la iglesia para unas actividades religiosas. Fue ahí donde el sacerdote aprovecho para llevarla a su habitación que está detrás de la iglesia, la cual está ubicada en la colonia Buenos Aires de la delegación Cuauhtémoc.

Después de ruidos ocasionados por las campanas de la iglesia, el sacerdote se distrajo, fue así como logró escapar la menor en busca de su madre, la cuál reportó el delito cometido por el religioso. Mientras la menor fue en busca de su madre, el sacerdote se puso su sotana y oficio misa.

La Procuraduría General de Justicia busca que el sacerdote alcance una pena de hasta 12 años y cinco meses de prisión por el delito de abuso agravado de menor de 12 años, basándose en lo establecido en el artículo 181 bis del código penal.

Mientras que se lleve a cabo el proceso de juicio, el sacerdote acusado no podrá oficiar misa, tiene restringido acercarse a la menor abusada y tendrá que asistir a firmar su boleta de libertad condicional.

Comentarios de Facebook