En el Museo Nacional de Historia se resguarda el pañuelo funerario de Hernán Cortés

Se encuentra bajo resguardo en una de las bodegas del Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec (MNH), el pañuelo funerario donde se depositaron los restos de Hernán Cortés.

Este vestigio conserva buena parte de su originalidad gracias a que en 2014 fue restaurado, ha declarado Salvador Rueda Smithers, director del MNH.

El pañuelo que ha sido preservado en una caja especial,  presenta bordados muy finos en cada uno de los cuatro extremos y alrededor un encaje de color negro.

Rueda Smithers afirma que la prenda, que data de unos 200 años, reguardó los restos del soldado español hasta que, en 1946, por octava ocasión fueron exhumados sus restos.

Ha sido oportuno exhibir el pañuelo funerario porque  representa la historia de que el 2 de diciembre de 1547 falleció en España Hernán Cortés a los 62 años, es decir hace 472 años.

Cabe destacar que la reliquia llegó al Castillo de Chapultepec porque cuando se inhumaron los restos del conquistador estuvo presente el historiador Silvio Zavala, quien era director del museo, y la depositó en una de las bodegas donde se preserva.

El director del MNH comenta que cuando Hernán Cortés se ve “muy viejo y pobre y empeñado en este reino”, y con la costumbre cristiana del buen morir, Hernán Cortés hizo su testamento.

De acuerdo al documento, Cortés pide: “Llevar mis huesos a las Nueve España lo cual yo le encargo y mando a mi sucesor; que así se haga dentro de diez años, y antes si fuese posible, y que los lleven a mi villa de Coyoacán y ahí les den tierra en el monasterio de monjas que mando hacer y edificar”.

Comentarios de Facebook