NO REGULARIZAR AUTOS CHOCOLATE, PIDE COPARMEX

La industria automotriz en México ha sufrido “fuertes golpes” en el último año, como ha sido con los vehículos internados ilegalmente, por lo que se demanda que las autoridades correspondientes reconsideren y desistan de impulsar esta regularización, señaló la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El organismo patronal señaló que la venta de autos ligeros disminuyó 8.0% y la de vehículos pesados decreció en 9.0% durante el primer semestre de 2018.

Las tres marcas con mayor presencia en México también experimentaron una baja considerable en sus ventas: 16% para Nissan, 13.2% para General Motors y 22% para Volkswagen.

Para la Coparmex este panorama adverso se puede explicar por varios factores, en especial por la incertidumbre asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), a las elecciones en México, al aumento en las tasas de interés y a la volatilidad cambiaria que impacta directamente las ventas en el sector.

Pero, advirtió en un comunicado, la producción y venta de automóviles en la economía formal han sido afectadas por los programas de inspiración política para la “regularización” de vehículos internados ilegalmente al territorio mexicano, también conocidos como “autos chocolate”.

La Coparmex, dirigida por Gustavo de Hoyos, acentuó en su mensaje semanal que la introducción ilegal de “autos chatarra” compromete la seguridad vial en calles y carreteras, pero sobre todo pone en riesgo la seguridad pública. Alertó que el sector automotriz podría enfrentar de nuevo esta amenaza si los nuevos intentos por regularizar los vehículos importados usados fructifican.

Comentarios de Facebook