¿Qué tan racionales somos para evaluar las propuestas de AMLO?

Cientos de veces hemos oído amenazas de lo que puede ocurrir en México en caso de que AMLO llegue a ganar las elecciones. AMLO ha denunciado que son ataques infundados y “buliadores” de sus adversarios y que a causa de eso no se han oído sus propuestas que valen la pena. Recordemos algunas tomadas de su larga campaña por todo México, muchos han querido rescatarlas de las arcas, porque bien se sabe que a la hora de explicarlas simplemente no lo logra. Básicamente es acabar con la mafia del poder, la austeridad y seguridad. Expliquemos más. ¿Qué quiere decir acabar con la “mafia del poder”?

AMLO es incapaz de mirar la corrupción en su partido. Ante las acusaciones contra Eva Cadena y si era corrupta, dijo que lo que decía su dedito, y cuando salió el contenido videográfico lo llamó “una trampa”. El candidato no sabe reconocer que su equipo es y ha estado involucrado en casos de corrupción (como fue el caso Bejarano), y a lo que se refiere es a sacar a todo aquel que vaya contra él.

QUE NADIE LE DIGA QUE NO

La intolerancia de AMLO lo ha llevado a cambiar de partido a conveniencia, porque lo único que reconoce como bueno es su persona. Se ha aliado con políticos que se “reformaron” desde que cambiaron a su bando, es decir, que por razones de conseguir más votos o en su pragmatismo se ha rodeado de personajes polémicos con frases sacadas de su cuento: “Nosotros consideramos que la gente que se está uniendo a Morena para transformar al país lo hace de buena fe, y si han cometido errores, que todos los seres humanos merecemos una nueva oportunidad. No es posible que el que cometa un error ya está condenado a la marginación, a estar estigmatizado de por vida. Creo que se vale rectificar en la vida y que hay que aceptar a todos, mujeres y hombres de buena voluntad que quieren luchar por un verdadero cambio”.

¿Siganle los buenos? El señor se cree el Chapulín colorado 60 años después. Quiere que creamos que con el hecho de estar él en la presidencia, todos se van a volver buenos, como ha sucedido, perdón, como NO HA SUCEDIDO, con todas los personajes que le rodearon y han caído en desgracia.

Nepotismo de los otros, ¿y el suyo cuándo? Otros de los problemas de la mafia del poder es que pongan a los suyos, sus familiares en puestos claves para gobernar, el famoso nepotismo que menciona que existe en Puebla y Veracruz por parte de Moreno Valle y Yunes, lo vimos con Trump y su yerno, y pensamos que esto no ocurriría aquí; sin embargo, AMLO nos ha puesto a todos “los suyos”, en su incapacidad para la autocrítica, porque su persona no basta, también tiene que estar toda su familia para que finalmente el Mesías, y su Morena cambien de una buena vez al país.

DELIRIUM DE MESIAS

No se preocupe, no estoy hablando de ningún tema católico, y créame que él tampoco lo hizo con jiribilla, salió solito de su subconsciente. Fue una simple coincidencia que le haya puesto MORENA y mencione su Constitución Moral, hable del amor y vaya a invitar al papa, y, sinceramente, ¿qué tiene que ver el papa en todo esto?, y no creo que se preste.

¿Seguro va a dar con quitarle el dinero a los presidentes? El segundo tema, el austero, va contra todos los expresidentes, las cámaras de diputados y senadores, es un tema que a unos fascina y a otros no. A todos nos puede mover esto, pero sinceramente no creo que cuadre su suma y resta para subir los sueldos de los de abajo, al menos que piense subirle centavos, ahí sí.

LE QUITÓ A LOS SUYOS PARA PAGAR SU CAMPAÑOTA

Lo que no cuadra es que se use una parte del sueldo de senadores y diputados morenistas para sustentar su larga campaña y su vida cómoda, no diremos llena de lujos, pero sí insisto, que ha hecho reaccionar a varios exseguidores por ser un requisito sine qua non para estar en Morena. Entiendo que si alguien quiere hacerlo lo haga, pero la imposición no cuadra con su liderazgo moral, dentro del partido de su propiedad. ¿Y su propuesta de seguridad cuándo?

Por último, su propuesta de seguridad no es realmente una propuesta, ha prometido reunir a “los mejores en el tema” y de ahí hacer una propuesta apenas “gane”. La pregunta del millón, si tan seguro está de ganar, ¿por qué no se reúne ya y hace por fin la prometida propuesta que necesita el país, y que “solo él sabe hacer”? Cuando la gente me pregunta si tengo miedo a que México se vuelva Venezuela, les pregunto que ¿qué parte de su intolerancia, nepotismo, pragmatismo, falta de propuestas y autocrítica creen que no nos va a afectar? ¿Cuándo será un buen momento para ponernos verdaderamente a evaluar el peligro que representa que un hombre con su historia tome las riendas de nuestro país, volteemos a ver a otros países de latinoamérica, y aprendamos hoy, si no queremos ver a Venezuela más de cerca.

Comentarios de Facebook