México busca ahorrar y cambia su manera de comprar combustibles

La petrolera mexicana Pemex está modificando sus prácticas de compra de combustibles, lo que incluye intercambiar crudo por gasolina y otros productos refinados para reducir los desembolsos en efectivo, revelaron fuentes relacionadas al teme.

Los cambios forman parte de la más reciente estrategia del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para proteger las finanzas de la empresa estatal y preservar su crédito disponible tras haber perdido 26,400 millones de dólares en la primera mitad del año.

Pemex y su brazo comercial PMI Comercio Internacional son los mayores importadores de gasolina de América Latina.

Varios de sus mayores socios de negocios, incluyendo a Exxon Mobil y los refinadores estadounidenses Valero y Marathon Petroleum, han avanzado en conversaciones para los nuevos acuerdos con PMI, según una fuente.

En lugar de comprar a través de contratos puntuales, el pago de alrededor del 20 por ciento de las importaciones de combustibles de Pemex y PMI podría ser cubierto con entregas de crudo Maya mexicano. Los saldos pendientes entre las partes se liquidarían a fin de cada mes, sustituyendo el pago individual de cargamentos, dijeron las fuentes a Reuters.

Exxon y Marathon han declinado hacer comentarios al respecto. Valero y Pemex no respondieron a solicitudes para opinar sobre lo dicho por las fuentes.

Comentarios de Facebook