Ni viudas, con novio o las separadas se salvan de la violencia de pareja

Por Laura Belmont

  • En promedio se estima que cada mujer víctima de violencia de pareja pierde un mes de trabajo, equivalente a 4.4 mil millones de pesos.

Las agresiones de todo tipo contra la mujer van en aumento año tras año, ni casadas, con novio o las separadas, divorciadas y viudas se han salvado de algunas situaciones de violencia desde emocional, económica, física o sexual durante su última actual o relación.

Aunque sin duda la violencia de pareja está más extendida entre las mujeres separadas, divorciadas o viudas en un 59.4 por ciento, las solteras no se libran de sufrir violencia de todo tipo, como los resultados que muestran signos de alerta de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, publicada por el INEGI.

Este indicador da cuenta que esta situación se ha mantenido en niveles similares durante los últimos 10 años, en donde el 43.9 por ciento, es decir, 19.1 millones de mujeres de 15 años y más ha enfrentado violencia por parte de su pareja, esposo o novio actual o último, a lo largo de su relación de pareja.

Las agresiones más experimentadas por las mujeres son las de carácter emocional. En el 34.3 por ciento de estas mujeres -la mayoría jóvenes-, la violencia emocional – insultos, amenazas, humillaciones y otras ofensas de tipo psicológico- se ha presentado y que aún sin vivir en pareja ya enfrentan situaciones de gravedad, muy cercana a la que han vivido las mujeres casadas o unidas en un 37.5 por ciento de los casos.

Un dato curioso que revela este estudio, es que existen entidades federativas en donde de igual forma prevalece la violencia emocional, económica, física o sexual, a diferencia de otras en donde están por debajo del promedio nacional, ahí cabría preguntarnos el por qué en unas más y en otras menos, que factores son los que influyen.

Por ejemplo, el reporte refleja que la violencia ocurrida en los últimos 12 meses, de octubre de 2015 a octubre de 2016, hubo entidades que presentaron un patrón similar de violencia emocional, económica, física o sexual.

  • Emocional: Aguascalientes (31.0), Estado de México (28.3) y Jalisco 27.4)
  • – Económica: Aguascalientes (14.6), Jalisco (12.5) y Yucatán (12.3)
  • – Física: Estado de México (8.1), Hidalgo (7.7) y Oaxaca (7.2)
  • – Sexual: Aguascalientes (2.9), Jalisco (2.8) y Estado de México (2.6)

Por el contrario, las entidades con más baja prevalencia según el tipo de violencia son:

– Emocional: Chiapas (15.6), Nuevo León (17.2), Baja California Sur y Tamaulipas (17.3)

– Económica: Chiapas (6.4), Baja California (7.0), Nuevo León y Tamaulipas (7.3)

– Física: Nuevo León (4.1), Baja California (4.2), Sonora y Sinaloa (4.8)

– Sexual: Tamaulipas (1.2), Campeche (1.3), Baja California y Chiapas (1.4)

CONSECUENCIAS EMOCIONALES Y ECONÓMICAS

Alrededor de la mitad de las mujeres, es decir un 46.0 por ciento, violentadas de cualquier forma, reportan consecuencias psicoemocionales directas, entre ellas problemas de alimentación, problemas nerviosos y del sueño, angustia y particularmente tristeza, aflicción y depresión, entre otras.

Lo anterior de una u otra manera ha repercutido importantemente en los días productivos que pierden las mujeres a causa de los daños físicos o las consecuencias emocionales.

En promedio se estima que cada mujer perdió 29.7 días al año de trabajo remunerado a causa de la violencia por parte de su pareja y 27.8 días promedio anuales de trabajo no remunerado; es decir, las mujeres víctimas de violencia de pareja pierden prácticamente un mes de trabajo.

De acuerdo con esta información, se estima que el costo por días de trabajo perdidos por las mujeres a causa de la violencia entre octubre de 2015 y octubre de 2016, asciende a 4.4 mil millones de pesos.

Son los episodios graves de depresión y angustia, derivados de la violencia, los que acentúan que las mujeres presenten ideas suicidas e incluso, intentos de suicidio, así lo señalaron 1.5 millones de mujeres.

De acuerdo con el tipo de violencia, y conforme va aumentando la gravedad de la misma. La más alta proporción se observa entre aquellas que reportaron violencia física y, particularmente, violencia sexual; mientras que en las mujeres con violencia emocional, solo el 3.7 por ciento intentó suicidarse.

Por anterior es importante señalar que la violencia que ejercen las parejas, esposos, novios, ex-novios, ex-parejas o exesposos contra las mujeres en México es severa y muy severa en el 64.0 por ciento de los casos, por esto es importante los servicios de salud que se deben brindar a las mujeres sometidas a cualquier tipo de violencia.

INFOGRAFÍA

+ VIOLENCIA EMOCIONAL – VIOLENCIA EMOCIONAL

Aguascalientes (31.0) Chiapas (15.6)

+ VIOLENCIA ECONOMICA – VIOLENCIA ECONOMICA

Aguascalientes (14.6) Chiapas (6.4)

+ VIOLENCIA FÍSICA – VIOLENCIA FÍSICA

Estado de México (8.1) Nuevo León (4.1)

+ VIOLENCIA SEXUAL – VIOLENCIA SEXUAL

Aguascalientes (2.9) Tamaulipas (1.2)

BULLETS O ENTRETEXTO

  • Durante los últimos 10 años la violencia a la mujer por parte de su pareja, esposo o novio actual o último, se ha mantenido en niveles similares.
  • La mitad de las mujeres violentadas de cualquier forma reportan problemas de alimentación, nerviosos y del sueño, angustia, tristeza, aflicción y depresión.
  • En promedio se estima que cada mujer víctima de violencia de pareja pierde un mes de trabajo, equivalente a 4.4 mil millones de pesos.

Comentarios de Facebook