Vencer pandemia y crisis climática, el objetivo primordial del G7

La Cumbre del G-7 fue presentada como una enorme oportunidad para poner en marcha la recuperación mundial tras la pandemia, empezando por la distribución de mil millones de dosis de vacunas contra el covid-19.

Los jefes de Estado y gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido volvieron a sentarse en torno a una mesa redonda después del recibimiento que el anfitrión, el primer ministro británico Boris Johnson, dio a cada uno en una playa de Carbis Bay, en el suroeste de Inglaterra.

Debido al coronavirus, que ha dejado casi 128 mil muertos en Reino Unido, no hubo apretones de manos y todos mantuvieron las distancias.

Este encuentro ofrece una “enorme oportunidad” para impulsar la recuperación mundial tras el coronavirus, afirmó Johnson, al inaugurar los debates.

En palabras de Joe Biden, la cumbre marca el “regreso” de Estados Unidos al multilateralismo, tras los años de Donald Trump.

“Estoy deseoso de (…) trabajar con nuestros aliados y socios para construir una economía mundial más justa e inclusiva. Pongámonos a trabajar”, tuiteó el presidente estadunidense.

La lucha contra la crisis climática es la otra prioridad de la cumbre. Johnson ambiciona llevar a cabo una “revolución industrial verde” para reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.

Para preservar la biodiversidad, quiere que el G7 se comprometa a proteger, “al menos, el 30%” de la tierra y los océanos para esa fecha.

Comentarios de Facebook