TEORÍA DE EINSTEIN ES EFECTIVA MÁS ALLÁ DE LA VÍA LÁCTEA

La teoría general de la relatividad, formulada por Albert Einstein hace más de un siglo, se ha demostrado ahora que funciona también en galaxias más allá de la Vía Láctea, informó el Observatorio Austral Europeo en un comunicado (ESO).

Un equipo internacional de astrónomos ha combinado datos del telescopio espacial Hubble de la NASA con los del VLT (Very Large Telescope) de ESO en Chile, y sus resultados muestran que la gravedad se comporta como predijo Einstein en su Teoría de la Relatividad General a escala galáctica.

Para el estudio se empleó la galaxia ESO 325-G004 que actúa como una fuerte lente gravitacional, distorsionando la luz que proviene de una galaxia lejana que se encuentra detrás de ella y creando un anillo de Einstein alrededor de su centro.

Comparando la masa de ESO 325-G004 con la curvatura del espacio a su alrededor, los astrónomos descubrieron que la gravedad a estas escalas de distancias astronómicas, se comporta según lo predicho por la relatividad general, lo que “descarta algunas teorías alternativas de la gravedad”, indica la nota.

“Observando el anillo, los astrónomos pudieron medir cómo la luz (y, por tanto, el espacio-tiempo), se desvían por la enorme masa de ESO 325-G004”, detalla la nota.

La teoría de la relatividad general de Einstein predice que los objetos deforman el espacio-tiempo a su alrededor, haciendo que cualquier luz que pase cerca sea desviada.

El director de estudio Thomas Collet de la británica Universidad de Porstmouth indicó que gracias a los datos del VLT y el Hubble se midieron de dos formas diferentes la fuerza de la gravedad.

El resultado, explicó, “es justo lo que predice la relatividad general con una incertidumbre de solo un nueve por ciento. Esta es la prueba más precisa de la relatividad general fuera de la Vía Láctea, realizada hasta la fecha. ¡Y utilizando una sola galaxia!”.

Estos hallazgos, agrega el comunicado, pueden tener importantes implicaciones para los modelos de gravedad alternativos a la relatividad general, que predicen que los efectos de la gravedad en la curvatura del espacio-tiempo “dependen de la escala”.

Así la gravedad debería comportarse de manera diferente a escala de grandes distancias astronómicas con respecto a las escalas más pequeñas del Sistema Solar.

Sin embargo, Collett y su equipo han descubierto que es poco probable que esto sea así, a menos que estas diferencias solo se produzcan a escalas de distancias de más de 6000 años luz.

El profesor Bob Nichol, de la Universidad de Porstmouth y miembro del equipo, señaló por su parte que “es muy satisfactorio utilizar los mejores telescopios del mundo con el objetivo de desafiar a Einstein y averiguar, al final, cuánta razón tenía”.

Comentarios de Facebook