Sucesos paranormales y crímenes basados en hechos reales, llenan de horror el filme Malasaña 32

0
704

Siguiendo el estilo y las lineas formales de Verónica de Paco de Plaza, Malasaña 32 es una cinta en la que el terror viene desde lo paranormal, pero también desde la realidad de una España represiva y moralista que no acepta la diferencia y la libertad. Ni la sexual ni la intelectual, es la que ha realizado el director Albert Pintó y la estrenará el próximo viernes como su segundo largometraje.

Este subgénero del terror que es el de las casas con fantasma —o presencia demoníaca— a las que pertenecen clásicos como Terrror en Amityville (1979) o ‘Hausu’ (1977), es protagonizada por por Begoña Vargas(‘Alta mar’) y Bea Segura (‘La caza. Monteperdido’) y con la colaboración especial de Concha Velasco y Javier Botet.

De acuerdo  a los hechos reales que dan forma al libreto original, el 14 de noviembre de 1974 Ronald DeFeo asesinó a toda su familia en el 112 de la avenida Ocean. Después alegó que unas voces procedentes de la casa le habían obligado a cometer el crimen. Un año después, la familia Lutz compró la casa, pero apenas 28 días después de instalarse la abandonaron precipitadamente debido a unas supuestas presencias demoníacas.

Cabe destacar que la estrategias y las técnicas existentes en ’Malasaña 32′ bebe mucho de la película de Stuart Rosemberg: mecedoras que se mueven solas, cuartos de costura, levitaciones, niños asomados a la ventana.

De igual forma, retoma e inserta varios sucesos inquietantes de la crónica negra española y de lo paranormal que tuvieron lugar en Malasaña, antes más conocido como el Barrio de Maravillas.

Con esta historia se indica que en España también existen casos de edificios en los que se han encadenado tragedias y que soportan una leyenda negra, semejante a la de Avenida Ocean es una de las casas más inquietantes de Estados Unidos.

Comentarios de Facebook

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here