¿Sabes cómo se hace una bandera de México?

La bandera de México es uno de los símbolos patrios más significativos de nuestra nación, junto al Escudo y el Himno Nacional. El 24 de febrero fue estipulado como el Día de la Bandera, por el en ese entonces presidente Lázaro Cárdenas, quien declaró este día como oficial, a partir de 1940.

La bandera como la conocemos el día de hoy, es gracias a la emisión de un decreto que hizo el expresidente Gustavo Díaz Ordaz, para renovar nuestro lábaro patrio, siendo el 24 de febrero de 1969 cuando se presentó el nuevo escudo, pues hasta antes de esta fecha se usaba el de 1934.

Este símbolo patrio que nos identifica como nación ante el mundo, alguna vez te habrá hecho sentirte orgulloso de ser mexicano… pero ¿alguna vez te has preguntado cómo se elabora?

La Fábrica de Vestuario y Equipo de la Secretaria de la Defensa Nacional es la encargada de elaborar las banderas que vemos en muchas de las dependencias e instituciones de gobierno, escuelas, plazas y parques, ya sea ondeando en lo más alto o en alguna vitrina, adornando con orgullo el lugar.

Se requiere de mucho esfuerzo y dedicación al hacerse. Algunas son bordadas y otras son pintadas, todo hecho a mano. Se utilizan los mejores materiales para su fabricación: hilos de Francia y tintes de Alemania y Suiza. La tela es Nylon Ripstop Diamante, que resiste todas las inclemencias del tiempo a lo largo de un año.

Luego de pasar por todas la pruebas necesarias, se comienza lavando la tela aún en blanco, para retirar las impurezas que existan en ella. Luego es expuesta a 190 grados centígrados durante seis horas para teñirla de cada color. Durante este proceso, la tela pintada de verde y rojo es impregnada por un solvente que la hará resistente al agua, para que no se despinte.

Para las banderas monumentales, una vez teñida la tela, pasa por una máquina que le dará el ancho necesario: 1.50 metros. Se cortan entre 11 y 20 lienzos de cada color, cada uno de 1.50 metros de ancho por 29 de largo, dependiendo del tamaño que vaya a tener. Los lienzos de color blanco son unidos, y un grupo de soldados pintan el escudo nacional que debe ser del tamaño de tres cuartas partes de lo que mide esta franja. Después, dejan secar ese lado para luego pintar el otro. Como el proceso es a mano, se pueden llevar varios días terminarla. Al final de este proceso artesanal, se unen los lienzos verde y rojo.

En el caso de las banderas pequeñas, los escudos son bordados a mano con hilos bañados con oro y plata y el trabajo puede durar hasta 2 semanas. (Con información de Milenio.)

Comentarios de Facebook