En EU ya comenzaron a abrir algunos negocios, pese a que no ha pasado el peligro

Pese a las advertencias de expertos en salud, en cuanto a tomar medidas para no infectarse del coronavirus, Georgia comenzó hoy a permitir las cenas en restaurantes y la proyección de películas en cines, mientras más estados de Estados Unidos, desde Minnesota hasta Mississippi, suavizaban las restricciones.

Con la finalidad de revitalizar sus maltratadas economías, Colorado, Montana y Tennessee también estaban dispuestas a permitir la reapertura de algunos negocios.

Alaska, Oklahoma y Carolina del Sur, junto con Georgia, ya han abandonado el confinamiento obligatorio que dejó sin trabajo a millones de estadunidenses.

En Nueva York y Nueva Jersey, los estados más afectados y parte de una región metropolitana de unas 32 millones de personas, los gobernadores señalaron que faltaban semanas para tener siquiera una apertura limitada del comercio.

El presidente Donald Trump y algunos funcionarios locales criticaron al gobernador de Georgia, Brian Kemp, por las medidas que permitieron que restaurantes y teatros abran sus puertas, tal como habían hecho la semana pasada peluquerías y salones de tatuajes.

Las pautas federales emitidas por Trump exigen que un estado cumpla 14 días de disminución del número de casos antes de avanzar con una relajación gradual de las restricciones.

Comentarios de Facebook