Novak Djokovic conquista su noveno título en Abierto de Australia

Novak Djokovic conquistó su 9º título del Abierto de Australia en una noche memorable en la Roda Laver Arena, superando por 7-5, 6-2, 6-2 al ruso Daniil Medvedev en una hora y 54 minutos de partido.

El balcánico festejó una de sus actuaciones finales más plácidas en Melbourne Park y dejó un nuevo retazo para el recuerdo: con su 18ª corona de Grand Slam, un registro colosal, estrecha distancias con la marca histórica de 20 copas que comparten Rafael Nadal y Roger Federer.

Djokovic levantó así su tercera corona consecutiva en Melbourne afianzando su control en el primer major de la temporada. Su gesta trasciende cualquier momento de inspiración: Djokovic acumula 21 triunfos seguidos en el torneo tras frenar las piernas de un jugador encendido. Medvedev no había cedido un partido en los últimos cuatro meses, apilando una racha de 20 victorias consecutivas, pero se encontró maniatado en la cancha central de Australia.

Si la experiencia es un grado en finales Djokovic colocó el sello antes de romper a sudar. El serbio aterrizó con aplomo en el partido, conectando un saque directo en el primer punto y mordiendo a su rival sin pestañear. Novak rompió el primer turno de saque de Medvedev, condenado con tres errores desde su derecha. Si la mochila no era pesada ante el ocho veces campeón, las piedras se multiplicaron desde el inicio.

La perseverancia de Medvedev, sin embargo, le permitió responder con decisión. El ruso devolvió de inmediato la rotura con solidez y encontró el premio con un remate errático de Djokovic que terminó muriendo en la red. Ante un espejo táctico, de sublime revés y no menor cobertura del fondo, el serbio empezó a poblar con dejadas el encuentro. Del 3-0 al 3-3, la batalla de ajedrez estaba servida.

Comentarios de Facebook