¿Qué necesitan las mujeres en tiempo de elecciones?

Necesitamos exigir que los candidatos incluyan leyes que respalde su inclusión en la vida social y política de Mexico.

¿Qué se ha hecho?
Auque se han llevado políticas importantes en el tema de la igualdad de género en México, y entre los jóvenes las mujeres tienen un nivel educativo similar al de los hombres, la mujer sigue enfrentando inequidad en diversos ámbitos como el laboral y social; incluso ha habido retrocesos en algunos temas, como la persistencia de las múltiples formas de violencia de género. México está dentro de los 3 principales países donde las mujeres ganan menos, con consecuencias negativas para el crecimiento económico, según señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

¿Qué se ha hecho en otros países?
Islandia fue el primer país en garantizar por ley el mismo salario por la misma actividad, sin importar el género; sin embargo, en ese país siguió una brecha del pago que reciben las mujeres en un 14 a 18 por ciento menos respecto a los hombres en 2016. De nuevo se introdujo una nueva ley que requiere a tanto empresas públicas como privadas que paguen por igual, independientemente del género, sexualidad o nacionalidad, y se requiere de una certificación que respalde esta inclusión. Necesitamos que se dicten leyes que ayuden en la equidad de salarios.

¿Pero, por qué ganamos menos? En una conversación con hombres, la mitad convinieron que las mujeres no tienen la preparación; sin embargo, aunque somos el 51.4% de la población mexicana, el 49.9% de los inscritos en enseñanza básica son mujeres, el 50.2% es la proporción femenina en nivel medio y el 49.3% son las que cursan estudios profesionales, de acuerdo a datos del INEGI; una diferencia muy baja. Lo cierto es que la brecha salarial, según estudios Fiscales de Reino Unido, se debe a la discriminación basada en el género y a que más hombres trabajan jornadas completas: uno de cada siete hombres trabaja a tiempo parcial y en el caso de las mujeres, tres de cada siete. Las cifras no son contundentes porque los estudios no han sido puntuales.

Estudios para un pronóstico veraz
Como mujeres necesitamos representantes que aborden los temas de las mujeres de manera metódica. Por lo tanto se necesitan estudios actualizados con diferencias en jornadas completas y parciales, puestos de liderazgo en empresas y empresarios exitosos por genero, con sus aportes en ganancia para las empresas en las que trabajan. De esta manera tendremos mediciones reales y no basadas en la percepción, en el tema de salarios.

¿Qué quieren las mujeres?
Las mujeres queremos caminar por las calles sin ser acosadas. Queremos que se resalte la equidad de género en el deporte, en la educación, en la vida laboral, social y cultural. Las que son jefas de familia quieren garantizar que sus hijos estén en guarderías dignas, de tiempo completo. Cuando estamos embarazadas, queremos que se garanticen prestaciones dignas y que la responsabilidad de los hijos sea realmente compartida, que los 90 días que se les dan a las mujeres sean también para los hombres; es la única forma en la que podemos, a través de las leyes, lograr un cambio cultural que pone a la mujer como la única responsable de la familia y del hogar. Las madres solas necesitan apoyos que les permita trabajar en casa, y también seguridad social con cuotas deducibles cuando son trabajadoras del hogar. Más oportunidades para emprender y capacitarnos, para forjar un negocio propio, para artesanas, empresarias, mujeres jóvenes y mayores. Y no dejemos atrás, que se garantice el apoyo psicológico y acompañamiento a víctimas de violencia, penas más altas para los que violenten su integridad, y que no prescriba el delito contra una mujer.

Esto es lo que queremos las mujeres: políticas para la equidad de género en la función pública, mercado laboral y en la casa, es tiempo de incluir todos estos temas en las propuestas de cara a las elecciones.

Comentarios de Facebook