La tragedia detrás de una loba solitaria

0
285

La historia comienza en enero de 2018 cuando una joven loba gris (especie en peligro de extinción) dejó a la manada y salió de su hogar en el estado de Oregon, al noroeste de Estados Unidos. Caminó hacia el sur donde cruzó la frontera con California para buscar una pareja, sin embargo durante los siguientes dos años, los científicos siguieron su camino gracias a un collar con GPS.

Mientras todo mundo veía su travesía se dieron cuenta que el viaje nunca terminaba: OR-54 regresó dos veces a Oregon y hubo momentos en los que llegó hasta el estado de Nevada, cerca de Las Vegas. La joven loba caminó en promedio 20 kilómetros al día, durante dos años, en busca de una pareja y nunca lo consiguió.

Su historia llegó a un triste final: los guardabosques de California encontraron su cuerpo sin vida esta semana.

La historia es suficientemente dramática conociendo la vida de OR-54 pero su caso presenta una tragedia todavía mayor. Resulta que los lobos buscan pareja de una manera muy peculiar: dejan rastros de orina a su paso y regresan semanas después para ver si algún otro miembro de su especie contestó a su llamado. “El hecho de que OR-54 no haya encontrado ninguna pareja en todo este tiempo nos da una preocupante información: no hay lobos en el área”, señalaba Amaroq Weiss, un biólogo especializado en el tema entrevistado por The Guardian.

La decreciente población de lobos grises en el continente americano es preocupante para las autoridades internacionales.

En condiciones normales, si OR-54 hubiera empezado a buscar pareja en enero, hubiera estado embarazada en febrero y para abril ya tendría sus chilpayates. “En lugar de eso, no encontró pareja en todo 2018, 2019 y ahora nunca lo va a lograr”, comentaba Weiss.

Comentarios de Facebook

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here