Gobierno Federal pretende vender millonario terreno militar

El gobierno de México pretende vender el Campo Militar 1F, un inmenso terreno que podría convertir un área no urbanizada de la capital en uno de los desarrollos inmobiliarios más lucrativos de América Latina, con un precio que según expertos podría llegar a los mil millones de dólares, debido a su ubicación.

De acuerdo a documentos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el Campo Militar 1F tiene una superficie de 1,255,276 metros cuadrados de un inmueble federal de mayor extensión, con superficie total de 1,477,049 metros cuadrados, ubicado en la Avenida Vasco de Quiroga número 1401, Colonia Santa Fe, Delegación Álvaro Obregón, Ciudad de México.

En este terreno se encuentra una fábrica de armas de la Industria Militar de la Sedena y una base militar con amplias áreas verdes. La ubicación se encuentra en una de las mejores y más codiciadas zonas de la ciudad, ya que se ubica entre las exclusivas casas de Lomas de Chapultepec, entre lujosas oficinas y centros comerciales de Santa Fe, y cerca de la zona conocida como Nuevo Polanco.

La Secretaría de la Defensa Nacional anunció en agosto del año pasado que cuenta con un proyecto para trasladar a toda su Industria Militar al estado de Puebla, donde la ubicará en terrenos de un parque industrial en desuso, y la venta de esta base militar fue anunciada en el Diario Oficial de la Federación(DOF) el pasado 24 de enero. Dicho documento señala que el sitio ya no es necesario para los militares y que no ofrece ningún uso para otras instituciones públicas. Los fondos recaudados en su venta estarán al resguardo de la tesorería federal.

Un portavoz del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), servicio que administraría la venta, dijo que aún no se ha establecido un cronograma ni se ha determinado el tipo de licitación que usarán.

El precio base sería fijado por el instituto de tasación de México, un organismo gubernamental que administra y valora la propiedad federal.

El gobierno planea contratar a la correduría internacional Jones Lang LaSalle para comercializar el sitio, dijeron cuatro profesionales inmobiliarios de Ciudad de México no afiliados a la compañía, lo que sugiere aspiraciones de atraer inversionistas sofisticados.

El director de operaciones de la firma mexicana de capital privado Hasta Capital, Rodrigo Suárez, comentó “Sería el proyecto de desarrollo más importante en Latinoamérica por mucho”.

Profesionales de bienes raíces dijeron que el valor real de la propiedad es difícil de calcular hasta que el gobierno anuncie si venderá el sitio tal como está o con un cambio de clasificación que podría permitir una construcción altamente lucrativa.

Según expertos locales en bienes raíces, si se concede permiso para un desarrollo de alto nivel, los inversionistas institucionales extranjeros, como fondos de pensiones estadounidenses y fondos de capital soberanos, podrían aprovechar e invertir en uno de los principales mercados de América Latina.

Los datos actuales de zonificación de la Secretaría de Desarrollo Urbano de la ciudad, muestran que un desarrollador podría construir alrededor de 25,100 unidades de vivienda. Actualmente las casas en el área tienen un precio aproximado de 24 mil pesos por metro cuadrado, por lo que expertos en el tema calculan que el sitio podría reunir hasta mil millones de dólares en una subasta. La operación podría convertirla en la venta de terreno más costosa jamás realizada en México y en una de las más grandes de América Latina.

Comentarios de Facebook