Gobernadores de la Alianza Federalista se alistan para comprar vacunas

Luego del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que empresas y gobiernos podrán comprar la vacuna anticovid, los gobernadores que forman la Alianza Federalista advirtieron que es necesario revisar el Plan Nacional de Vacunación, bajo criterios técnicos y no políticos.

Dijeron que formarán comisiones estatales de la mano de la IP para reunirse a la brevedad posible con el gobierno federal con el fin de conocer procedimientos y protocolos de adquisición e importación del biológico, en el que la Federación será un facilitador para la compra de las dosis.

“La escasez mundial obliga a que las vacunas que el gobierno federal está adquiriendo con el dinero de los mexicanos, se apliquen con la máxima seguridad, transparencia, eficacia y cobertura”, señalaron.

Indicaron que la idea de comenzar con las rancherías alejadas obedece más a una “corazonada” u “ocurrencia” que al criterio epidemiológico. Señalaron que el hecho de que no se haya presentado hasta ahora la logística de la Federación para asegurar las condiciones técnicas que requiere la vacuna, temperatura y tiempo de aplicación desde que llega al aeropuerto, pasando por su traslado y el resguardo en la red de frío, pone en riesgo su eficacia.

Además de que no hay certeza de que llegue la segunda dosis a las personas que ya fueron vacunadas en los estados, dentro de los tiempos definidos por los expertos internacionales en salud.

Plan Nacional de vacunación debe aplicarse bajo criterios técnicos: Alianza Federalista

Luego del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de que empresas y gobiernos podrán comprar la vacuna anticovid, los gobernadores que forman la Alianza Federalista advirtieron que es necesario revisar el Plan Nacional de Vacunación, bajo criterios técnicos y no políticos.

Dijeron que formarán comisiones estatales de la mano de la IP para reunirse a la brevedad posible con el gobierno federal con el fin de conocer procedimientos y protocolos de adquisición e importación del biológico, en el que la Federación será un facilitador para la compra de las dosis.

“La escasez mundial obliga a que las vacunas que el gobierno federal está adquiriendo con el dinero de los mexicanos, se apliquen con la máxima seguridad, transparencia, eficacia y cobertura”, señalaron.

Indicaron que la idea de comenzar con las rancherías alejadas obedece más a una “corazonada” u “ocurrencia” que al criterio epidemiológico. Señalaron que el hecho de que no se haya presentado hasta ahora la logística de la Federación para asegurar las condiciones técnicas que requiere la vacuna, temperatura y tiempo de aplicación desde que llega al aeropuerto, pasando por su traslado y el resguardo en la red de frío, pone en riesgo su eficacia.

Además de que no hay certeza de que llegue la segunda dosis a las personas que ya fueron vacunadas en los estados, dentro de los tiempos definidos por los expertos internacionales en salud.

Comentarios de Facebook