FRANCIA DEBUTA CON APUROS ANTE AUSTRALIA

El choque entre Francia y Australia en Kazán inauguró con un apurado triunfo 2-1 el Grupo “C” en esta tercera jornada de la Copa Mundial Rusia 2018. El combinado francés firmó un buen inicio, si bien sus estrellas Kylian Mbappé, Paul Pogba y Antoine Griezmann desaprovecharon las primeras ocasiones de gol.

Los oceánicos empezaron a sentirse cómodos transcurrido el primer cuarto de hora. Con un paradón, Hugo Lloris desbarató la mejor oportunidad de la primera parte, después de que su compañero Corentin Tolisso desviara un saque de falta hacia su propio arco.

El segundo acto empezó cargado de acción. El colegiado Andrés Cunha decretó -tras consultar a sus videoasistentes (el equipo del VAR)- una pena máxima a favor de Francia que Griezmann ejecutó con seguridad.

Poco después, Samuel Umtiti tocó el balón con la mano dentro de su área y Mile Jedinak igualó la contienda también desde los once metros. Finalmente, los hombres de Didier Deschamps decantaron el encuentro a su favor gracias a un tanto de Paul Pogba.

Ambas selecciones volverán a vestirse de corto el jueves 21 de junio: Francia se verá las caras con Perú, mientras que Australia, ya con algo más de presión, medirá sus fuerzas con Dinamarca.

Este partido solamente ha dejado clara una cosa: Francia tiene mucho trabajo por delante. En su búsqueda de la armonía, el equipo mostró numerosas carencias. Fue un encuentro complicado, y hay que reconocer que “Les Bleus” se aliaron con la suerte en Kazán para sumar sus tres primeros puntos. Once grandes jugadores no siempre conforman un gran equipo. Al menos, no todavía…

Los australianos demostraron su valía contra el entramado francés. Quizá habrían merecido el empate, pero pueden estar satisfechos con su rendimiento. Defendieron con mucho orden y perseverancia. Seguro que el seleccionador Bert van Marwijk se alegra de que sus hombres plasmaran en la cancha lo que les había pedido durante toda la semana. En líneas generales, los Socceroos pueden sentirse orgullosos de su partido.

Antoine Griezmann: El veloz delantero francés se mostró dinámico y ágil en todo momento. Cambió constantemente de posición y apareció tanto por el centro del ataque como por ambas bandas. En una de sus internadas, la defensa australiana no tuvo más remedio que derribarlo dentro del área. El propio Griezmann se encargó de materializar el consiguiente penal.

El dato

19: Con 19 años y 178 días, Kylian Mbappé se convirtió en el jugador francés más joven en disputar un partido de la Copa Mundial. El atacante desbancó así a Bruno Bellone, que se enfundó la camiseta del combinado galo con 20 años y 118 días en España 1982.

Lo que viene: Dinamarca-Australia. Grupo C, el 21 de junio, en Samara (Samara Arena). Francia-Perú. Grupo el 21 de junio, en Ekaterimburgo (Ekaterimburgo Arena).

Comentarios de Facebook