FORENSES NO PUEDEN CON TANTO MUERTO EN GUANAJUATO

Guanajuato se ha colocado entre los estados más violentos del país. Diciembre registró 92 homicidios dolosos, cifra que superó los 81 casos ocurridos en el mismo periodo de 2016. El total de muertos durante 2017 en Guanajuato fue de 1 mil 435 víctimas de homicidio doloso.

En los primeros 22 días del 2018 los asesinatos se han desatado con un mayor descontrol: ya se han registrado por lo menos 152 homicidios dolosos en la geografía del estado.

Son tantos muertos, que el personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Celayaya no pueden con ellos. La carga excesiva con la que lidian los médicos legistas de la Procuraduría de Justicia del Estado por los homicidios dolosos y culposos, además de las muertes en accidentes automovilísticos, los ha llevado a protestar. Lo mismo en Irapuato y León.

La protesta activa comenzó en Celaya la mañana de este viernes: los médicos legistas, quienes son los encargados de las necropsias a los cadáveres, exigen se cumplan varios puntos que consideran ayudarán a realizar mejor sustrajo.

También denuncian supuestos malos tratos por parte del Coordinador Médico y extenuantes jornadas laborales que muchas veces no son pagadas como tiempo extra en tiempo y forma; además, se sienten inseguros pues algunos de ellos han sido amenazados por familiares de víctimas de ataques armados por la tardanza en la entrega de cadáveres: en ocasiones tardan hasta una semana en darles el cuerpo por exceso de trabajo.

Por lo que entre sus peticiones están:

La mejora de espacios laborales (un espacio más amplio de trabajo).

La destitución del cargo de Dhemian Barrales, quien es Coordinador Médico del Servicio Médico Forense, quien ostenta la licenciatura y maestría en arqueología, por lo que consideran no reúne el perfil necesario.

Contratación de más médicos forenses para tener más turnos en servicio.

Les sea pagado el tiempo extra en tiempo y forma.

Más seguridad en su jornada de trabajo.

Comentarios de Facebook