DREAMERS INTEGRANTES DE FUERZAS ARMADAS NO SERÁN DEPORTADOS

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, afirmó que su departamento y el de Seguridad Nacional, alcanzaron un acuerdo para evitar la deportación de aquellos “dreamers” que actualmente formen parte de las Fuerzas Armadas.

Cualquiera que se haya alistado, que esté en servicio activo, en la reserva o que se haya licenciado con honores, no será objeto de ningún tipo de deportación, aclaró el general retirado, si bien no quiso entrar en detalles sobre cuál será la vía para que puedan permanecer en el país ya que, según comentó, no es especialista en temas migratorios.

Mattis dijo que sólo existirán dos excepciones por las que un “dreamer” de las Fuerzas Armadas podría ser expulsado del país: que pesen sobre él cargos criminales serios o que un juez federal dicte una orden de deportación, en cuyo caso, el Pentágono respetará la decisión judicial.

“Esas dos situaciones podrían ponerles en peligro, pero igual que a cualquier otro ciudadano”, sostuvo el jefe del Pentágono, quien aclaró, además, que en el caso de simples delitos menores, la deportación no estaría contemplada. Unos 900 sirven actualmente en las Fuerzas Armadas, según datos del Pentágono.

Comentarios de Facebook