¡Crece mercado negro de armas en CDMX!

Cualquier persona que tenga 30 mil pesos puede hacerse de un rifle de asalto y, por mucho menos, de una pistola tipo escuadra. Los precios varían de los 15 mil hasta los 50 mil pesos, todo depende del calibre y del estado en que se encuentre el arma en cuestión.

Excélsior acudió a una casa en donde se vende todo tipo de armas de fuego. Tras las precauciones que toman los comerciantes ilegales para no revelar su posición, se pudo constatar cómo se comercializan este tipo de artefactos, negocio en el que se encuentran implicados toda clase de personas. En el país las ganancias superan los 180 millones de dólares, unos tres mil 300 millones de pesos.

En este tema, en febrero de este año, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señaló que si bien no se tiene detectado un mercado negro de armas de fuego en la capital, sí existen puntos específicos en delegaciones como Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero e Iztapalapa, en donde se han realizado los mayores decomisos de pistolas o rifles de alto poder.

Y es que desde la entrada en vigor del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio -el 18 de junio de 2016- portar un arma de fuego en la Ciudad de México ya no es delito grave.

Esto ha sido aprovechado por los delincuentes, los cuales saben que en tanto no lesionen o maten a su víctima, regresarán a las calles a continuar con su historial delictivo.

Es por ello que el negocio ilegal de armas de fuego ha ido en aumento, principalmente en colonias del norte, centro y oriente de la capital del país.

De acuerdo a información de las autoridades, la mayor parte de las armas de fuego que se venden ilegalmente en la capital del país, ingresan por la frontera con Estados Unidos, aunque también se ha detectado armamento que entró al país por los límites con Belice y Guatemala.

Comentarios de Facebook