Congreso de Tabasco también erradica la comida chatarra de las escuelas

El Congreso de Tabasco aprobó este lunes en un periodo extraordinario de sesiones con 22 votos a favor y ocho en contra de los diputados del PRI, PRD y el Independiente Carlos Mario Ramos, las reformas a la Ley de Educación, La Ley General de Salud y la Ley de Hacienda Municipal del estado de Tabasco que prohíbe la venta, distribución, donación, dádiva de refrescos y alimentos con alto valor calórico.

La denominada “Ley contra alimentos chatarra” prohíbe también la colocación de máquinas expendedoras de refrescos y expendedoras de golosinas.

También no se permitirá que estos productos se vendan en escuelas primarias y secundarias; así como en centros de atención médica ambulatoria y hospitalaria.

Tampoco se permitirá colocar publicidad de estos productos en 300 metros a la redonda de escuelas y hospitales.

La iniciativa fue cuestionada por el coordinador del PRI, Gerald Washington Herrera Castellanos, quien consideró que con esta ley, los cacaoteros y chocolateros de Tabasco resultan lesionados.

Se le da el tiro de gracia de productores de cacao que están luchando por sobrevivir en esta pandemia”, comentó.

Además consideró que también se pone en riesgo el ingreso de aproximadamente 30 mil personas que comercializan productos de este tipo en las afueras de los planteles educativos. Afirmó que su postura es a favor del consumo de alimentos sanos y en contra de la “aberración de esta ley por estar mal hecha”

La legisladora del PRD, Dolores Gutiérrez, cuestionó que la ley no prohíba el consumo de tamalitos de chipilin con carne de cerdo, que una sola pieza llega a tener hasta 600 calorías.

Comentarios de Facebook