Confrontación entre México y Estados Unidos por el caso Cienfuegos

Foto tomada del Facebook de Salvador Cienfuegos

El caso del general retirado, Salvador Cienfuegos, abrió un frente entre los gobiernos de México y Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López calificó de fabricados los cargos contra Cienfuegos y acusó a la DEA de elaborar una investigación de manera poco profesional, con elementos sin valor probatorio.

El mandatario mexicano respaldó la decisión de la FGR de no ejercer acción penal contra el general, acusado de narco y lavado por Washington.

López Obrador insistió en que la DEA actuó de manera indebida al investigar y detener a Cienfuegos sin informar al gobierno de México, y eso puso en entredicho la calidad moral de su gobierno y de él mismo.

Al respecto, el Departamento de Justicia de EU advirtió que podría reiniciar su proceso contra Cienfuegos y se reservaba el derecho de hacerlo.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió que la difusión de información confidencial compartida con México sobre la supuesta relación del general Salvador Cienfuegos con el narcotráfico, pone en duda si el gobierno estadunidense mantendrá o no la colaboración con nuestro país para investigaciones de combate al crimen.

Un portavoz del Departamento de Justicia de la Unión Americana señaló que se encuentra decepcionado por la decisión del gobierno mexicano de publicar este viernes el documento que en más de 700 páginas expone las pruebas que sustentaban las acusaciones contra el exsecretario de la Defensa Nacional.

“Los materiales difundidos hoy por México muestran que el caso contra el general Cienfuegos, de hecho, no fue inventado. Esos materiales también muestran que la información en la que se basó para acusar al general Cienfuegos fue recopilada legalmente en los Estados Unidos, de conformidad con una orden judicial apropiada de los Estados Unidos y en pleno respeto de la soberanía de México”.

“Un gran jurado federal de Estados Unidos analizó ese material y otras pruebas y concluyó que los cargos penales contra Cienfuegos estaban respaldados por la evidencia “, explicó el portavoz.

Sin embargo, al desestimar los cargos, el Gobierno mexicano ha sostenido que un narcotraficante se hizo pasar por Cienfuegos en los mensajes y que la evidencia es meramente circunstancial por lo que no procede ningún cargo penal.

Comentarios de Facebook