Siete muertos y cientos de heridos, el saldo de protestas contra brutalidad policiaca

La agresión policial a un hombre que falleció tras recibir en el suelo repetidas descargas con un arma eléctrica ha desatado violentas manifestaciones desde la noche del miércoles en varios puntos de la capital colombiana y se extendieron a ciudades como Medellín y Cali.

De acuerdo al reportes de las autoridades, ya hay siete muertos, cientos de heridos de bala y varios puestos de policía destruidos. Al menos tres de las víctimas en Bogotá murieron por heridas de bala, y entre ellas hay un menor de 17 años.

En la capital hubo fuertes choques que quedaron registrados en videos, y una cadena de ataques a puestos de mando conocidos como Centros de Atención Inmediata (CAI).

“Estamos frente a un acto masivo de violencia”, afirmó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo en rueda de prensa.

Grupos de manifestantes denunciaron en redes sociales nuevos excesos policiales durante las protestas desencadenadas por la brutal muerte de Javier Ordóñez, un abogado de 46 años y padre de dos hijos.

El gobierno dio cuenta además de 56 puestos de mando “vandalizados”, así como 70 detenidos por daños y “violencia contra fuerza pública”.

La agresión que desató las manifestaciones ocurrió en la madrugada del miércoles en el noroeste de Bogotá, y fue filmada por un testigo y amigo de Ordóñez.

La secuencia de unos dos minutos muestra a dos efectivos cuando reducen a Ordóñez, a quien, ya en el suelo, le propinan al menos cinco descargas de varios segundos con un arma eléctrica.

“Ya, por favor, no más”, se escucha suplicar a Ordóñez en repetidas ocasiones. El hombre fue conducido luego a un puesto policial y de ahí a una clínica donde falleció.

Comentarios de Facebook