Renée Zellweger salvó a Salma Hayek

Salma Hayek confesó que hace más de una década, una noche antes de la entrega de los “Oscar” el vestido que había elegido se rompió de la parte trasera, pero su competidora en la categoría a `Mejor Actriz´ la salvó al prestarle generosamente un vestido.

“La verdad es que ella me enfadaba un poco porque en algún momento incluso llegué a desear que ganara, porque había estado maravillosa”, confesó Salma, haciendo referencia al trabajo de su buena amiga en el musical Chicago.

“La noche anterior, cuando mi trasero gordo consiguió reventar mi vestido para los Oscar y no tenía nada que ponerme, ella me prestó uno de los que había seleccionado de antemano y que, a Dios gracias, era lo suficientemente amplio en la parte de abajo y elástico en la de arriba. Y eso fue lo me puse”, reveló la actriz mexicana este miércoles mientras le entregaba un premio a Renée en la gala de los National Board of Review por su interpretación en la biopic de Judy Garland.

El diseño al que se refiere Salma era una creación de Carolina Herrera con una falda de vuelo en color blanco y un body de encajo negro que le sentaba muy bien.

Comentarios de Facebook