Promulga una ley Vladimir Putin para perseguir y sancionar a agentes extranjeros

El presidente Vladimir Putin promulgó la ley que permite perseguir y sancionar a cualquier ciudadano ruso que merezca ser tildado, por las propias autoridades, como “agente extranjero” ahora a título personal, a pesar de que decenas de intelectuales y activistas de derechos humanos, en carta abierta, le pidieron declinar el polémico texto –aprobado por las dos Cámaras del Parlamento ruso– por considerar que viola la Constitución

La ambigüedad del texto deja un amplio margen para castigar a los opositores que se conviertan, por su insistencia, en una piedra en el zapato de las autoridades, a pesar  de que los  propios autores del proyecto de ley  dicen que nada hay que temer y que será de aplicación selectiva, que no presupone sanciones masiva.

A diez medios de comunicación que operan en Rusia con dinero procedente desde el exterior, como son las emisoras Voz de América o Radio Libertad, el canal de televisión satelital Tiempo Verdadero y siete portales de Internet creados para auditorios de regiones concretas,  se aplica aquí el término de “agente extranjero” –y las restricciones que conlleva (obligación de presentarse como tal, auditorías constantes, reportes financieros, relación de empleados, etc.

En años anteriores se definió  que era una respuesta simétrica a obligar al canal de televisión satelital RT (Russia Today) a registrarse en Estados Unidos como “agente extranjero”, conforme a una vetusta ley de 1938, al calificarlo la Casa Blanca de órgano de difusión de propaganda de otro país.

Comentarios de Facebook