Hay decesos por COVID-19 que tardan hasta 50 días en anunciarse

Casi dos meses puede tardar validar una defunción por coronavirus en México debido a que el 41.1 por ciento de los 3 mil 881 nuevos fallecimientos presentados por la Secretaría de Salud son en los últimos 8 días.

Desde el comienzo de la pandemia en nuestro país, el Gobierno Federal presenta números que se integran por casos notificados en fechas anteriores.

Esto hace que el periodo que reportó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, sea más extenso, pues esto dijo él el 19 de mayo pasado:

“Tenemos las defunciones, desde la fecha de ocurrencia con un desfase promedio de nueve días o hasta 36 posteriores al inicio de los síntomas”.

Casi la totalidad de las muertes que las autoridades de salud presentaron durante la semana no ocurrieron en la fecha publicada, la mayoría fueron difundidos con un desfase de hasta 25 días.

Lo anterior se debe a la “mortalidad no observable” dijo López-Gatell, es decir, esto ocurre cuando un paciente muere con los síntomas del COVID-19 pero no se le realizó la prueba de laboratorio.

Por ello, se instaló una comisión técnica que “específicamente está estudiando métodos complementarios para identificar la mortalidad no observable”, y así dictaminar con más precisión las defunciones sospechosas rezagadas.

CON INFORMACIÓN DE MILENIO

Comentarios de Facebook