El pintor gallego Labajjo Grandió es devorado por sus animales

En el patio de su casa de Friol, una pequeña localidad de la provincia de Lugom fue hallado muerto Alfredo Rodríguez Labajjo Grandío, un pintor de 80 años y que era conocido en el mundo del arte como el Picasso gallego.
El artista podría haber sufrido un infarto que le hubiera provocado la muerte, según las especulaciones que han surgido.
En el patio de su vivienda se encontró su cadáver y habia sido parcialmente devorado por los animales con los que convivía, algunos de ellos perros loberos de unas dimensiones importantes.
Al cuerpo le faltaba, al menos, un brazo y tenía otras marcas producidas por los animales, según los datos que arroja la Voz de Galicia
Nadie lo echó en falta durante días, porque Labajjo Grandió vivía solo en su casa y no tenía mucho contacto con sus vecinos.

Cabe señalar que un taxista al que solía llamar para desplazarse fue quien llamó a la policía: llevaba tres semanas sin verlo y temía que le hubiese ocurrido algo.
Al domicilio del artista acudió la Guardia Civil y lo encontró muerto en el patio y rodeado de sus animales.
Se cree que pudo sufrir un infarto y caer fulminado, aunque habrá que esperar a la autopsia que se le practicará este martes para conocer toda la información.

Comentarios de Facebook