Conéctate con nosotros

SALUD

¿Conoces la enfermedad de “Muerte silenciosa”?

Publicado

En

La hipertensión, también conocida como la enfermedad de “Muerte silenciosa”, debido a la tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que llevan la sangre a todas las partes del cuerpo. La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

La tensión arterial normal en adultos es de 120 mm Hg1 cuando el corazón late (tensión sistólica) y de 80 mm Hg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Cuando la tensión sistólica es igual o superior a 140 mm Hg y/o la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm Hg, la tensión arterial se considera alta o elevada. La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma. En ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.
Si no se controla, la hipertensión puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca.

Cuanto más alta es la tensión arterial, mayor es el riesgo de daño al corazón y a los vasos sanguíneos de órganos principales como el cerebro y los riñones. La hipertensión es la causa prevenible más importante de enfermedades cardiovasculares.

Si no se controla, la hipertensión puede provocar un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón y, a la larga, una insuficiencia cardiaca. Los vasos sanguíneos pueden desarrollar protuberancias (aneurismas) y zonas débiles que los hacen más susceptibles de obstruirse y romperse. La tensión arterial puede ocasionar que la sangre se filtre en el cerebro y provocar un accidente cerebrovascular. La hipertensión también puede provocar deficiencia renal, ceguera y deterioro cognitivo.

Las consecuencias de la hipertensión para la salud se pueden agravar por otros factores que aumentan las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular o insuficiencia renal. Entre ellos cabe citar el consumo de tabaco, una dieta poco saludable, el uso nocivo del alcohol, la inactividad física y la exposición a un estrés permanente, así como la obesidad, el colesterol alto y la diabetes mellitus.

¿Cómo se puede prevenir y tratar la hipertensión arterial?

Todos los adultos deberían medirse su tensión arterial periódicamente, ya que es importante conocer los valores. Si esta es elevada, han de consultar a un profesional sanitario.

A algunas personas les basta con modificar su modo de vida para controlar la tensión arterial, como abandonar el consumo de tabaco, adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio con asiduidad y evitar el uso nocivo del alcohol. La reducción de la ingesta de sal también puede ayudar. A otras personas, estos cambios les resultan insuficientes y necesitan tomar medicamentos con prescripción médica.

Los adultos pueden contribuir al tratamiento tomando la medicación prescrita, cambiando su modo de vida y vigilando su salud.

Las personas con hipertensión que también tienen un alto nivel de azúcar en sangre, hipercolesterolemia o insuficiencia renal corren un riesgo incluso mayor de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular. Por tanto, es importante hacer

se revisiones periódicas de la cantidad de azúcar y de colesterol en sangre y del nivel de albúmina en la orina.

Todos podemos adoptar cinco medidas para minimizar las probabilidades de padecer hipertensión ysus consecuencias adversas.

Dieta saludable:

  • promover un modo de vida saludable, haciendo hincapié en una nutrición adecuada de niños y jóvenes;
  • reducir la ingesta de sal a menos de 5 g al día (algo menos de una cucharilla de café al día);
  • comer cinco porciones de fruta y verdura al día;
  • reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas.

Evitar el uso nocivo del alcohol, esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.

Actividad física:

  • realizar actividad física de forma regular y promover la actividad física entre los niños y los jóvenes (al menos 30 minutos al día).
  • mantener un peso normal: cada pérdida de 5 kg de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 puntos.

Abandonar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco.

Gestionar el estrés de una forma saludable, por ejemplo mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Comentarios de Facebook

Comparte esto:

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SALUD

¿Qué es la hipoglucemia?

Publicado

En

Por

La hipoglucemia es una bajada del nivel de glucosa en la sangre por debajo del considerado normal, es decir, alrededor de 65 mg/dL, aunque depende de cada persona.

Causas
La hipoglucemia puede ser causada por diversos motivos. El más habitual se debe a un exceso de insulina en el organismo, lo que provoca que se libere más cantidad de la necesaria desde la sangre a las células, de manera que el cuerpo y el cerebro pierden su fuente principal de energía, la glucosa.

Algunos factores que pueden conducir a una hipoglucemia son:

Retrasar o saltarse comidas.
Insuficiencia de carbohidratos en la comida.
Administración de una dosis inadecuada de insulina en los diabéticos.
Ejercicio físico muy intenso.
Error al inyectar la insulina: inyectarla en el músculo en lugar de subcutánea.
Utilizar agua a una temperatura muy elevada para ducharse poco después de pincharse la insulina.

Los síntomas pueden dividirse en dos grupos:

Síntomas originados por los intentos del cuerpo de mantener los niveles de glucosa normales:

  • Nerviosismo.
  • Sudoración.
  • Hambre.
  • Temblor.
  • Nauseas.
  • Palpitaciones.
  • Ansiedad.
  • Debilidad.

Síntomas originados por el déficit de glucosa en el cerebro:

  • Confusión.
  • Mareo.
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Convulsiones.

Prevención

Fruta y un reloj.Para prevenir el sufrimiento de una hipoglucemia se recomienda controlar el horario de las comidas.

No existe ningún método concreto y eficaz para controlar la hipoglucemia, no obstante, es muy importante llevar un control estricto de la diabetes, ajustando la dosis de los medicamentos a las necesidades y controlando el horario de las comidas.

También es muy importante saber reconocer los síntomas de una bajada de glucosa para poder actuar en consecuencia.

Tipos

La hipoglucemia puede presentarse de distinta forma en cada persona, pero por lo general podemos distinguir dos tipos:

  • Hipoglucemia leve: en esta fase se pueden reconocer los síntomas y actuar en consecuencia, ingiriendo algo que contenga carbohidratos.
  • Hipoglucemia grave: en esta fase es posible que la hipoglucemia requiera de tratamiento médico.

Tratamientos

Cuando aparecen los síntomas de una bajada de los niveles de glucosa en la sangre se debe ingerir alrededor de 15 gramos de carbohidratos. Algunos ejemplos son:

  • Una cucharada de azúcar.
  • Entre 3 y 5 galletas.
  • Un vaso de alguna bebida con alto contenido de carbohidratos de rápida absorción, como los zumos de fruta o los refrescos de cola.

Otros datos

Glucagón

¿Qué es?

Es una hormona producida por el páncreas que aumenta los niveles de glucosa en la sangre, es decir, actúa de manera opuesta a la insulina. El glucagón moviliza glucosa desde las reservas del organismo y actúa en unos 10 minutos.

¿Cuándo se utiliza?

Cuando la hipoglucemia llega al punto en el que la persona pierde la conciencia, es necesario suministrarle una ampolla de glucagón. Se puede realizar de dos maneras:

  • Por vía subcutánea, inyectando la ampolla como la insulina.
  • Por vía intramuscular, inyectando la ampolla en la nalga.
Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

SALUD

Conoce la forma de hidratarte

Publicado

En

Por

La jarra del buen beber es una guía informativa que explica, mediante una representación gráfica, las bebidas más saludables para nuestra salud así como la cantidad diaria de ellas que deberíamos ingerir.

Esta guía es particularmente popular en México, dónde varios estudios revelan que los mexicanos tienden a hidratarse con refrescos más que con agua. El objetivo de esta campaña es concienciar a la población de que para un buen funcionamiento del organismo, hace falta una buena hidratación. Y para ello es tan importante la calidad de los líquidos que ingerimos, como la cantidad.

La jarra del buen beber dispone de varios niveles. Los primeros niveles (empezando por abajo) son los más importantes y en los que deberemos centrarnos. Los niveles superiores son perjudiciales para la salud y deberán ser evitados a toda costa.

Nivel 1

El primer nivel es como comentamos anteriormente el más importante. Se trata del agua potable, la bebida más adecuada para cubrir nuestras necesidades diarias de líquidos. Deberíamos beber entre 6 y 8 vasos al día de agua, para garantizar un buen funcionamiento de nuestro organismo. El agua es la única bebida indispensable en nuestro día a día.

Nivel 2

El siguiente nivel es el de la leche descremada, semidescremada y bebidas de soya sin azúcar añadido. Nos aportan proteínas, vitaminas y calcio. Se recomienda no sobrepasar los 2 vasos diarios de estos líquidos, haciendo hincapié en que con una dieta equilibrada, no son necesarios.

Nivel 3

Café y té sin azúcar: se recomienda no tomar más de 4 tazas al día, siendo un taza unos 240 ml. Hemos hablado anterior de los beneficios del té, por la enorme cantidad de micronutrientes que aportan.

Nivel 4

Bebidas no calóricas con edulcorantes artificiales: se trata de los refrescos light, bebidas energéticas con 0 calorías, agua con vitaminas, etc. Se recomiendo un consumo de 0 a 2 vasos, es decir, máximo medio litro al día. Deberías beber este tipo de bebidas de forma esporádica.

Nivel 5

Bebidas con alto valor calórico y beneficios limitados en salud: zumos y jugos de frutas, bebidas alcohólicas, leche entera, etc. Aquí se recomienda directamente no tomar nada de este nivel. Como máximo medio vaso.

Nivel 6

Bebidas con azúcar y bajo contenido de nutrimentos: esto representa el resto de bebidas y refrescos, que suelen estar llenos de azucares, favoreciendo la obesidad. Se recomiendo no ingerir absolutamente nada de estas bebidas al día.

¿Para qué sirve la Jarra del buen beber?

Como has podido constatar, la jarra del buen beber nos demuestra que la única bebida realmente esencial para la vida es el agua. Es el único nivel que dispone de un mínimo. Los demás niveles son totalmente prescindibles y resulta recomendable suplir las necesidades en minerales y vitaminas a través de una dieta equilibrada.

La jarra de buen beber nos puede por tanto servir de guía para aprender qué líquidos debemos consumir cada día y poner en relieve la importancia de una correcta hidratación. Sin embargo, no dejan de ser recomendaciones y cada persona tiene unas necesidades y características propias.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

SALUD

El “éxito” de la comida chatarra en México

Publicado

En

Por

En México, el consumo de comida chatarra se vincula con recompensas y con la convivencia, lo que se refuerza con la mayoría de la oferta de alimentos afuera de las escuelas: prácticos, rápidos, baratos y de poca calidad”, afirmó Carola García Calderón, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

En nuestro territorio cerca de 20 millones de personas tienen entre 10 y 19 años de edad, y la publicidad dirigida a este segmento les propone vivir lo inmediato, asociar el consumo con la felicidad, el bienestar y el placer.

Aquí, el consumo de alimentos chatarra y refrescos entre jóvenes se inicia desde la infancia, en ambientes familiares y escolares, y se relaciona con ocasiones festivas, por lo que se privilegian por encima de los valores nutricionales, dijo la integrante del Centro de Estudios de la Comunicación de la entidad universitaria.

“Existen tres tipos de alimentos que desencadenan respuestas de aceptación en el cerebro: los dulces, los salados y los grasientos, que además son adictivos. La industria de alimentos los diseña para que duren más tiempo, y la publicitaria busca generar el deseo de consumirlos; estos objetivos no van dirigidos a satisfacer necesidades nutricionales”, aclaró la académica.

Además, “los hábitos y horarios de alimentación en las zonas urbanas (donde la producción de alimentos está industrializada) han creado un ambiente obesogénico, que se traduce en un problema de salud pública”. Según datos de la Academia Mexicana de Medicina de 2012, siete de cada 10 adultos (49 millones) y uno de cada tres niños (12 millones) presentaron sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida, refirió.

García Calderón aseguró que la imitación de modelos de consumo y estilos de vida de Estados Unidos ha influido en gran medida a México, y esto contribuye a la modificación de patrones alimentarios. A ello se suma que desde los años 80 se ha incorporado e incrementado la comida rápida a la dieta del mexicano.

“La variedad de sitios de venta hace accesibles estos productos para amplios sectores, y la publicidad fomenta la idea de que lo nutritivo no es tan importante, sino lo divertido, sabroso o de buena textura. Las principales características de la comida chatarra son precios accesibles, conservadores, etiquetado llamativo y su sabor”.

Por otra parte, la televisión sigue siendo uno de los principales medios de entretenimiento y el de mayor inversión publicitaria, pero los jóvenes ahora ven más contenidos audiovisuales en Internet, por lo que la publicidad se está redirigiendo a estos espacios.

Finalmente, indicó que uno de los objetivos de los mensajes publicitarios dirigidos a niños y adolescentes es establecer fidelidades de marca desde edades tempranas, para que se conviertan en hábitos de consumo duraderos.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © 2017 CDMX.COM