Conéctate con nosotros

TECNOLOGÍA

Astrónomos preocupados ante “constelación de satélites” de Musk

El desarrollo tecnológico va en aumento y con ello algunas consecuencias, como ejemplo: dos días después de que SpaceX, de Elon Musk, lanzara 60 satélites en mayo como parte de una misión para brindar un servicio de internet rápido a personas de todo el mundo, los astrónomos notaron algo diferente en el firmamento.

Cuando algunos satélites pasaron por el Observatorio Lowell en Flagstaff, Arizona, telescopios entrenados en el cielo nocturno capturaron rayos de luz solar reflejada que empañaban su visión de un sistema estelar lejano.

A los astrónomos les preocupa que la gran cantidad de artefactos de comunicación planificados, incluidos los casi 12 mil de la flota Starlink de Musk, brillen con tanta intensidad que interfieran con la investigación que depende de delicadas observaciones visuales de galaxias distantes y asteroides cercanos.

Los nuevos satélites volarán más bajo que muchos de los artefactos tradicionales y llegarán en números sin precedentes: más del doble de los cerca de 5 mil satélites que rodean la Tierra actualmente.

SpaceX, de Musk, tiene autorización para lanzar 11 mil 943 satélites de su flota Starlink, lo que la convierte en líder de lejos en un total de casi 13 mil satélites en la órbita terrestre baja actualmente aprobados por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), que coordina las trayectorias y el uso de radiofrecuencias. Además, Jeff Bezos, de Amazon, solicitó el jueves autorización para colocar 3 mil 236 satélites de transmisión de Internet en la órbita terrestre baja.

Hoy, hay mil 338 satélites en la órbita baja, de acuerdo con una base de datos compilada por Union of Concerned Scientists. La NASA contabilizó 4 mil 972 satélites en su recuento más reciente de cargas útiles activas y apagadas.

El número de estrellas visibles para el ojo humano sin ayuda no es mucho más que mil 628, que es el número de estrellas registradas en la quinta magnitud de una escala de brillo utilizada por los científicos, explica Robert Zinn, un astrónomo de la Universidad de Yale, en un correo electrónico. Condiciones anormalmente favorables (vista excepcional, oscuridad total sin contaminación lumínica y sin luz de luna) podrían producir más.

Los astrónomos estudian la magnitud del problema, asegura Pat Seitzer, expresidente del Comité sobre contaminación lumínica, interferencias de radio y escombros espaciales en American Astronomical Society, que representa a astrónomos profesionales en América del Norte.

Astrónomos que usan radiotelescopios que dependen del espectro no visible también pueden verse afectados. Tendrán que adaptarse a un cielo lleno de satélites en la órbita baja, asegura Harvey Liszt, gerente de espectro del Observatorio Nacional de Radioastronomía con sede en Charlottesville, Virginia. La nave en órbita se comunicará a través de la radio, lo que generará un ruido de fondo celeste que los astrónomos deben tener en cuenta al escuchar las señales débiles de los confines del universo.

No está claro quién puede ayudar a los científicos. La FCC se asegura de que los satélites no causen interferencias de radio y no haya riesgo de colisiones, dijo la agencia en 2017. Neil Grace, portavoz de la FCC, declinó comentar.

La preocupación incluso se extiende al nivel estético, ya que algunos contemplan la plaga visual llevada a los cielos sin tocar durante milenios. “La oscuridad y la inspiración que el cielo natural de la noche trae a la humanidad ha resultado en grandes obras de arte, literatura y música”, asegura Barentine. “La posibilidad de perder todo eso es la posibilidad de romper un vínculo clave entre la humanidad y el mundo natural”.

Comentarios de Facebook

Comparte esto:

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

TECNOLOGÍA

El clima puede afectar el funcionamiento de tu smartphone

El clima puede afectar el funcionamiento de tu smartphone, no necesariamente climas extremos, tan solo el frío puede afectar la pantalla táctil y la batería de tu dispositivo.

Un smartphone tiene un rango óptimo de temperatura y este rango será mucho más estrecho cuando lo tengas en funcionamiento.

Una temperatura cercana a los 0ºC, puede disminuir el funcionamiento de la batería entre un 10 y un 20 por ciento, de igual manera, los cargadores reducen la corriente de carga. Incluso las baterías de ion-litio no pueden cargarse por debajo de los 0 grados centígrados.

Cuando un fabricante promete un rendimiento, lo hace desde todas las condiciones óptimas, obviamente. Esto ocurre con la temperatura, que en este caso rondará los 20 grados centígrados, pero el rendimiento será menor con malas condiciones.

Con la pantalla táctil ocurre algo similar, entre más sensitiva sea, el riesgo de mal funcionamiento es mayor. Uno de los principales problemas con el frío es la humedad que puede generar a tu smartphone. Además, este clima crea sensibilidad en las pantallas y las hace propensas a grietas.

Es recomendable que si el dispositivo se apaga, no encenderlo de inmediato, sino esperar un poco, de preferencia a que la temperatura mejore.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

TECNOLOGÍA

Científicos han provocado que una momia de tres mil años hable a través de un experimento

Al recrear una gran parte de su tracto vocal a través de escáneres médicos, una impresión 3D y una laringe electrónica, científicos lograron imitar la voz de una monja egipcia de tres mil años.

Cabe señalar que la momia fue trasladada de Nesiamón al Hospital General de Leeds.

Hace unos tres mil años en el templo de Karnak cerca de Luxor durante el reinado del faraón Ramsés XI, vivo este sacerdote egipcio, y fue llevado ahí para recrear su tracto vocal.

El resultado fue producir un solo sonido, similar a la vocal ‘e’. No es un representación precisa de la voz de Nesiamón, porque su lengua perdió mucho de su volumen a lo largo de los tres milenios, así lo expusieron los autores  del artículo publicado por la revista Scientific Reports.

El coautor David M. Howard, de la universidad Royal Holloway de Londres, declaró con satisfacción que “se   reproducido fielmente el sonido de su canal en su posición actual, pero no esperamos un habla exacta dado el estado de su lengua”.

Los científicos dijeron  con toda la certeza que el modelo no basta por sí solo para sintetizar palabras o frases completas, porque para ello se debería poder calcular la emisión de audio del canal vocal a medida que cambia de forma.

“Pero se trabaja en ello y algún día será posible”, dijo Howard.

Por otra parte, el especialista en reconstrucción torácica Rudolf Hagen, del hospital universitario de Würzburg, Alemania, quien no participó del estudio, se mostró escéptico.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

TECNOLOGÍA

La luna perdió su campo magnético, revela estudio

El núcleo de la Luna hace muchos años funcionaba como un dínamo que generaba un campo magnético. EL no tenerlo ahora, supone un reto inmenso por si algún día el humano quiere colonizarla.

Nuestro satélite natural sí que tuvo un campo magnético hace miles de millones de años y los científicos creen que llegó a ser más potente que el que hoy tiene la Tierra.

En una reciente investigación, un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés) analizó muestras de rocas lunares para hallar la respuesta a estas preguntas.

Cuando la Luna era “joven”, la gravedad de la Tierra agitaba su núcleo y se generaba su campo magnético. Estas rocas, pertenecientes a distintas épocas de hace miles de millones de años, aún conservan rastros del campo magnético que las envolvía, así que les sirvieron a los investigadores para rastrear la evolución de ese campo.

Hace unos 4.000 millones de años, el campo magnético de la Luna era de 100 microteslas, que es la unidad de medida de densidad de flujo magnético.

En comparación hoy el campo magnético de la Tierra es de 50 microteslas.

Ese campo magnético de la Luna, sin embargo, desapareció hace unos 1.000 millones de años.

La historia reconstruida por los científicos señala que cuando la Luna era joven, hace unos 4.000 millones de años, estaba mucho más cerca de la Tierra. Al estar tan cerca, la fuerza gravitacional de la Tierra habría agitado el núcleo líquido del satélite, lo cual habría creado un poderoso dínamo que con su movimiento podía crear las corrientes eléctricas que forman el campo magnético.

Pero a medida que la Luna se alejaba -aún se sigue alejando casi cuatro centímetros por año- la gravedad que agitaba el dínamo se hacía más débil, por lo tanto el campo magnético también perdía fuerza.

Más tarde, debido a la lejanía hace unos 2.500 millones de años, la gravedad de la Tierra dejó de tener efecto sobre el núcleo lunar, el cual comenzó a cristalizarse.

Los investigadores aún no saben si el dínamo se detuvo de manera permanente o si entró en un ciclo de “pausa-activo” antes de apagarse por siempre.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © 2019 CDMX.COM