Conéctate con nosotros

SALUD

¿Alimentos que nos dan JUVENTUD?

Publicado

En

¡Los antioxidantes!

Se denominan antioxidantes a las sustancias naturales o fabricadas que ayudan a prevenir o retrasar algunos tipos de daños a las células. Se pueden presentar como componentes de alimentos (en frutas y verduras), o, como suplemento dietético.

Uno de los daños que se pueden producir a las células es el causado por los llamados radicales libres, moléculas que consiguen su estabilidad modificando a las moléculas colindantes, lo que provoca una reacción en cadena que termina dañando a muchas células.

Los antioxidantes se encargan de estabilizar a los radicales libres e inhiben su oxidación para proteger a los órganos y sistemas que puedan verse afectados.

Un nutriente tiene propiedades antioxidantes cuando es capaz de neutralizar a estos radicales sin perder su propia estabilidad. No obstante, en muchas ocasiones, no es capaz de combatirlos debido a un exceso de lo mismos, provocado por la contaminación atmosférica, el humo del tabaco, los herbicidas, ciertas grasas y otros factores externos. Este exceso de radicales libres, al no poder ser eliminado por el cuerpo, daña las membranas de las células y facilitan el desarrollo de diversos tipos de enfermedades.

Tipos de antioxidantes
Los antioxidantes se dividen en endógenos, fabricados por la propia célula, y exógenos o aquellos que entran en el organismo a través de la dieta o de suplementos.

Una clasificación más amplia de estos compuestos exógenos es la siguiente:

Vitamina E
Conjunto de compuestos fenólicos conocidos como tocoferoles, que tienen una mayor acción vitamínica, y tocotrienoles.

Este antioxidante se encuentra en las membranas celulares y tiene un proceso de absorción y transporte muy vinculado con el de los lípidos, además de estar considerado el más importante protector de las moléculas lipídicas.

Esta vitamina es esencial para los seres humanos ya que una falta de ella puede provocar malabsorción de las grasas o, incluso, algunas enfermedades crónicas de hígado.

Su fuente más importante son los aceites vegetales, los aceites de semillas, el germen de trigo y de maíz, las almendras las avellanas, el girasol o la nuez.

Vitamina C o ácido ascórbico
Es un antioxidante hidrosoluble que actúa potenciando el efecto de otros antioxidantes. No está sintetizado por el organismo, por lo que se precisa que esté incluido en la dieta.

Una de las principales consecuencias de la carencia de vitamina C es el escorbuto, enfermedad poco común en los países occidentales ya que sus dietas suelen contener la cantidad mínima necesaria para evitar esta enfermedad.

Su fuente principal dentro de las verduras es el limón, la lima, la naranja, el mango, el kiwi o la fresa y, en el caso de las verduras, destacan el tomate, las verduras de hojas verdes, el repollo, la coliflor o el brócoli.

Betacarotenos

Son los precursores de la vitamina A y su deficiencia puede provocar queratosis, ceguera nocturna, sequedad ocular o mancha de Bitot (depósitos blancos de epitelio en la esclerótica), además de una menor resistencia del organismo a las infecciones.

Flavonoides

Son pigmentos naturales presentes en los vegetales y que protegen al organismo de los daños producidos por elementos oxidantes como los rayos ultravioleta, la contaminación ambiental y sustancias nocivas presentes en los alimentos.

Se encuentra presente en frutas, verduras y en bebidas como el té negro y el té verde.

En el caso de los antioxidantes endógenos, estos son los más importantes:

Glutatión
Se encuentra en el citoplasma de las células y está formado por tres aminoácidos: cisteína, glicina y ácido glutámico.

Coenzima Q 10
Es un potente antioxidante liposoluble que procede de la dieta y se encuentra en todas las membranas celulares, principalmente en la de la mitocondria, donde participa en la cadena de respiración aeróbica.

Ácido tióctico
También denominado alfa lipoico, es un ácido graso que favorece el rejuvenecimiento celular en la transformación de la glucosa en energía.

Alimentos con más antioxidantes
Dentro de la dieta, es necesario incluir alimentos que cuenten con una amplia proporción en antioxidantes. Dentro de dicha lista, los que contienen más antioxidantes son:

Las judías
Poseen una potente capacidad antioxidante ya que son fuente de vitamina C, ácidos fenólicos y flavonoides.

Además, gracias a los ácidos grasos omega-3 que contiene, conlleva amplios beneficios para la salud cardiovascular.

Las alcachofas
Este tipo de verduras incluyen una gran cantidad de agua, hidratos de carbono y vitaminas B1, E y B3. En el caso de la primera, interviene en el aprovechamiento de los hidratos, las grasas y las proteínas y en el equilibrio del sistema nervioso.

Su mineral más abundante es el potasio, aunque es una de las hortalizas que más magnesio, fósforo y calcio contiene.

Las patatas
Es uno de los productos más presentes en la dieta española por la gran cantidad de nutrientes que contiene como los compuestos fenólicos.

Incluye, aproximadamente, un tercio de las calorías del pan, siempre que se consuman hervidas o al horno, cantidad que aumenta si se toman fritas.

Zanahorias
El aspecto más destacable de este alimento, desde el punto de vista nutricional, es su contenido en vitamina A y su bajo nivel en calorías.

Son fuente de betacarotenos que actúa como provitamina A y que se convierte en vitamina A dentro del organismo. Otros nutrientes presentes en las zanahorias son hidratos de carbono, ácido fólico, magnesio,manganeso y fósforo.

Frutos del bosque
Una de las frutas que más antioxidantes contiene son los arándanos que implican numerosos beneficios para la salud.

Los arándanos tienen un bajo contenido en azúcar comparados con otras frutas, y contienen algunas de las propiedades antioxidantes más poderosas de entre todas las frutas y verduras.

Además de prevenir las enfermedades cardiacas y otras enfermedades, retardan el proceso de envejecimiento, especialmente en el cerebro.

La manzana
Contiene las vitaminas esenciales y los antioxidantes recomendados en una buena dieta, sobre todo, en el caso de las manzanas rojas.

El chocolate amargo
Además de ser una fuente óptima de antioxidantes, el chocolate negro contiene compuestos indicados para la disminución de la presión arterial.

Aun así, este tipo de productos es importante consumirlos con moderación, siendo la cantidad recomendada entre 20 y 30 gramos diarios.

Comentarios de Facebook

Comparte esto:

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

SALUD

¿Qué es la hipoglucemia?

Publicado

En

Por

La hipoglucemia es una bajada del nivel de glucosa en la sangre por debajo del considerado normal, es decir, alrededor de 65 mg/dL, aunque depende de cada persona.

Causas
La hipoglucemia puede ser causada por diversos motivos. El más habitual se debe a un exceso de insulina en el organismo, lo que provoca que se libere más cantidad de la necesaria desde la sangre a las células, de manera que el cuerpo y el cerebro pierden su fuente principal de energía, la glucosa.

Algunos factores que pueden conducir a una hipoglucemia son:

Retrasar o saltarse comidas.
Insuficiencia de carbohidratos en la comida.
Administración de una dosis inadecuada de insulina en los diabéticos.
Ejercicio físico muy intenso.
Error al inyectar la insulina: inyectarla en el músculo en lugar de subcutánea.
Utilizar agua a una temperatura muy elevada para ducharse poco después de pincharse la insulina.

Los síntomas pueden dividirse en dos grupos:

Síntomas originados por los intentos del cuerpo de mantener los niveles de glucosa normales:

  • Nerviosismo.
  • Sudoración.
  • Hambre.
  • Temblor.
  • Nauseas.
  • Palpitaciones.
  • Ansiedad.
  • Debilidad.

Síntomas originados por el déficit de glucosa en el cerebro:

  • Confusión.
  • Mareo.
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Convulsiones.

Prevención

Fruta y un reloj.Para prevenir el sufrimiento de una hipoglucemia se recomienda controlar el horario de las comidas.

No existe ningún método concreto y eficaz para controlar la hipoglucemia, no obstante, es muy importante llevar un control estricto de la diabetes, ajustando la dosis de los medicamentos a las necesidades y controlando el horario de las comidas.

También es muy importante saber reconocer los síntomas de una bajada de glucosa para poder actuar en consecuencia.

Tipos

La hipoglucemia puede presentarse de distinta forma en cada persona, pero por lo general podemos distinguir dos tipos:

  • Hipoglucemia leve: en esta fase se pueden reconocer los síntomas y actuar en consecuencia, ingiriendo algo que contenga carbohidratos.
  • Hipoglucemia grave: en esta fase es posible que la hipoglucemia requiera de tratamiento médico.

Tratamientos

Cuando aparecen los síntomas de una bajada de los niveles de glucosa en la sangre se debe ingerir alrededor de 15 gramos de carbohidratos. Algunos ejemplos son:

  • Una cucharada de azúcar.
  • Entre 3 y 5 galletas.
  • Un vaso de alguna bebida con alto contenido de carbohidratos de rápida absorción, como los zumos de fruta o los refrescos de cola.

Otros datos

Glucagón

¿Qué es?

Es una hormona producida por el páncreas que aumenta los niveles de glucosa en la sangre, es decir, actúa de manera opuesta a la insulina. El glucagón moviliza glucosa desde las reservas del organismo y actúa en unos 10 minutos.

¿Cuándo se utiliza?

Cuando la hipoglucemia llega al punto en el que la persona pierde la conciencia, es necesario suministrarle una ampolla de glucagón. Se puede realizar de dos maneras:

  • Por vía subcutánea, inyectando la ampolla como la insulina.
  • Por vía intramuscular, inyectando la ampolla en la nalga.
Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

SALUD

Conoce la forma de hidratarte

Publicado

En

Por

La jarra del buen beber es una guía informativa que explica, mediante una representación gráfica, las bebidas más saludables para nuestra salud así como la cantidad diaria de ellas que deberíamos ingerir.

Esta guía es particularmente popular en México, dónde varios estudios revelan que los mexicanos tienden a hidratarse con refrescos más que con agua. El objetivo de esta campaña es concienciar a la población de que para un buen funcionamiento del organismo, hace falta una buena hidratación. Y para ello es tan importante la calidad de los líquidos que ingerimos, como la cantidad.

La jarra del buen beber dispone de varios niveles. Los primeros niveles (empezando por abajo) son los más importantes y en los que deberemos centrarnos. Los niveles superiores son perjudiciales para la salud y deberán ser evitados a toda costa.

Nivel 1

El primer nivel es como comentamos anteriormente el más importante. Se trata del agua potable, la bebida más adecuada para cubrir nuestras necesidades diarias de líquidos. Deberíamos beber entre 6 y 8 vasos al día de agua, para garantizar un buen funcionamiento de nuestro organismo. El agua es la única bebida indispensable en nuestro día a día.

Nivel 2

El siguiente nivel es el de la leche descremada, semidescremada y bebidas de soya sin azúcar añadido. Nos aportan proteínas, vitaminas y calcio. Se recomienda no sobrepasar los 2 vasos diarios de estos líquidos, haciendo hincapié en que con una dieta equilibrada, no son necesarios.

Nivel 3

Café y té sin azúcar: se recomienda no tomar más de 4 tazas al día, siendo un taza unos 240 ml. Hemos hablado anterior de los beneficios del té, por la enorme cantidad de micronutrientes que aportan.

Nivel 4

Bebidas no calóricas con edulcorantes artificiales: se trata de los refrescos light, bebidas energéticas con 0 calorías, agua con vitaminas, etc. Se recomiendo un consumo de 0 a 2 vasos, es decir, máximo medio litro al día. Deberías beber este tipo de bebidas de forma esporádica.

Nivel 5

Bebidas con alto valor calórico y beneficios limitados en salud: zumos y jugos de frutas, bebidas alcohólicas, leche entera, etc. Aquí se recomienda directamente no tomar nada de este nivel. Como máximo medio vaso.

Nivel 6

Bebidas con azúcar y bajo contenido de nutrimentos: esto representa el resto de bebidas y refrescos, que suelen estar llenos de azucares, favoreciendo la obesidad. Se recomiendo no ingerir absolutamente nada de estas bebidas al día.

¿Para qué sirve la Jarra del buen beber?

Como has podido constatar, la jarra del buen beber nos demuestra que la única bebida realmente esencial para la vida es el agua. Es el único nivel que dispone de un mínimo. Los demás niveles son totalmente prescindibles y resulta recomendable suplir las necesidades en minerales y vitaminas a través de una dieta equilibrada.

La jarra de buen beber nos puede por tanto servir de guía para aprender qué líquidos debemos consumir cada día y poner en relieve la importancia de una correcta hidratación. Sin embargo, no dejan de ser recomendaciones y cada persona tiene unas necesidades y características propias.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

SALUD

El “éxito” de la comida chatarra en México

Publicado

En

Por

En México, el consumo de comida chatarra se vincula con recompensas y con la convivencia, lo que se refuerza con la mayoría de la oferta de alimentos afuera de las escuelas: prácticos, rápidos, baratos y de poca calidad”, afirmó Carola García Calderón, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

En nuestro territorio cerca de 20 millones de personas tienen entre 10 y 19 años de edad, y la publicidad dirigida a este segmento les propone vivir lo inmediato, asociar el consumo con la felicidad, el bienestar y el placer.

Aquí, el consumo de alimentos chatarra y refrescos entre jóvenes se inicia desde la infancia, en ambientes familiares y escolares, y se relaciona con ocasiones festivas, por lo que se privilegian por encima de los valores nutricionales, dijo la integrante del Centro de Estudios de la Comunicación de la entidad universitaria.

“Existen tres tipos de alimentos que desencadenan respuestas de aceptación en el cerebro: los dulces, los salados y los grasientos, que además son adictivos. La industria de alimentos los diseña para que duren más tiempo, y la publicitaria busca generar el deseo de consumirlos; estos objetivos no van dirigidos a satisfacer necesidades nutricionales”, aclaró la académica.

Además, “los hábitos y horarios de alimentación en las zonas urbanas (donde la producción de alimentos está industrializada) han creado un ambiente obesogénico, que se traduce en un problema de salud pública”. Según datos de la Academia Mexicana de Medicina de 2012, siete de cada 10 adultos (49 millones) y uno de cada tres niños (12 millones) presentaron sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida, refirió.

García Calderón aseguró que la imitación de modelos de consumo y estilos de vida de Estados Unidos ha influido en gran medida a México, y esto contribuye a la modificación de patrones alimentarios. A ello se suma que desde los años 80 se ha incorporado e incrementado la comida rápida a la dieta del mexicano.

“La variedad de sitios de venta hace accesibles estos productos para amplios sectores, y la publicidad fomenta la idea de que lo nutritivo no es tan importante, sino lo divertido, sabroso o de buena textura. Las principales características de la comida chatarra son precios accesibles, conservadores, etiquetado llamativo y su sabor”.

Por otra parte, la televisión sigue siendo uno de los principales medios de entretenimiento y el de mayor inversión publicitaria, pero los jóvenes ahora ven más contenidos audiovisuales en Internet, por lo que la publicidad se está redirigiendo a estos espacios.

Finalmente, indicó que uno de los objetivos de los mensajes publicitarios dirigidos a niños y adolescentes es establecer fidelidades de marca desde edades tempranas, para que se conviertan en hábitos de consumo duraderos.

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © 2017 CDMX.COM