Águila devora serpiente en terrenos del nuevo aeropuerto

 

Durante los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en un espacio de las cinco mil hectáreas de suelo, de lo que fue Lago de Texcoco, ocurrió una pelea que hasta el presente es uno de los mitos de la fundación de Tenochtitlan, y que da origen al símbolo nacional mexicano de un águila devorando una serpiente.

Una fotografía muestra lo que puede ser un águila real parada en una amplia extensión de suelo rústico y sus patas pisan la cabeza del reptil ya muerto, luego del combate mortal.

La imagen fue tomada por uno de los miles de trabajadores que participan en la construcción.

Ante el curioso hecho, algunos dijeron que es un augurio, otros que nada tiene que ver con la construcción.

¿Será augurio o simple casualidad? ¿Usted qué opina?

MÁS DATOS SOBRE EL NUEVO AEROPUERTO

Estará a 10 km del actual aeropuerto, la opción más céntrica y accesible desde la Ciudad de México y la zona conurbada.

En los terrenos previstos caben 6 pistas, para atender la totalidad de la demanda aeroportuaria de la zona y convertirse en el principal nodo de América Latina.

Impulsará el turismo en México, con un impacto acumulado al 2040 de 19.6 mil mdp. La inversión destinada a la construcción del nuevo aeropuerto será de 169 mil mdp y no constituye deuda pública. Por cada millón de pasajeros que reciba el nuevo aeropuerto, se generarán mil empleos directos y 3 mil indirectos.

EN SU PRIMERA FASE:
Contará con tres pistas paralelas de operación simultánea.
Tendrá una capacidad para más de 50 millones de pasajeros anuales.
Se prevén 410 mil operaciones al año.
Se estiman 118 plataformas de aeronaves.

EN SU ÚLTIMA FASE:
Tendrá seis pistas con aproximación triple simultánea.
Transportará 120 millones de pasajeros al año.
Brindará alrededor del 1,000,000 de operaciones anuales.

RESPONSABILIDAD AMBIENTAL:
El 100% del suministro de su operación provendrá de fuentes de energía renovables.
El 70% del uso del agua provendrá de aguas residuales tratadas.
Será el primer aeropuerto fuera de Europa con una huella neutral en carbono.

Comentarios de Facebook